Baeza

Me encantan los masajes y las sensaciones que he tenido en tus manos, Yolanda. Han sido muy distintas a todo lo que había probado antes. Tienes unas manos mágicas y una voz sanadora. Tus manos conectan con el Alma a través del cuerpo y cuando hablas durante el masaje, se convierte en algo mágico y sanador de verdad. Como si hablases con mi cuerpo, te comunicases con él y supieses lo que necesita, física y emocionalmente. Como si las memorias de problemas retenidos en partes físicas del cuerpo se liberasen con la energía de tus manos (o no sé muy bien cómo). Algo ha cambiado con cada uno de los tres masajes que me has dado, sí, lo sé. Mil gracias.

Baeza
Técnico informático